Cómo evitar las colas en el Coliseo y en el Vaticano



Cómo evitar las colas en el Coliseo y en el Vaticano


Gracias a meridiano180.com


Aunque las vacaciones siempre han tenido fama de relax, lo cierto es que la realidad es bien distinta. Piensa en la última vez que hayas visitado algún país o ciudad: madrugones, colas para entrar en los sitios, carreras para ver lo máximo en el mínimo tiempo, etc. Por lo que cuando uno llega de nuevo a la oficina suele estar más cansado que cuando se ha ido, aunque no podemos quejarnos.

La capital de La Bella Italia, Roma, es precisamente una de esas ciudades masificadas, gente ocupando toda la calle, colas que dan la vuelta a las esquinas, etc. Y que mejor prueba de ello que intentar sacarse una foto en la Fontana Di Trevi donde uno acaba saliendo con la sonrisa forzada tras haber tenido que esquivar a los cientos de turistas allí aglomerados que, por muchas fotos que ya se hayan tomado, son incapaces de irse y dejar paso a los siguientes. Lo mejor, aunque no garantizamos que vayas a tener éxito, es que vayas o a primera hora de la mañana (ya que no suele ser la primera parada de un turista) o a última hora cuando está anocheciendo. Aunque, por si acaso, ármate de kilos de paciencia.

Sin embargo, la gran pesadilla de los viajeros en Roma son las desesperantes colas que se forman en el Coliseo y el Vaticano. Para evitarlas, existen unos trucos que, personalmente, a mi me han ido muy bien las veces que he viajado a esta increíble ciudad. Empecemos por el Coliseo.


Sin colas en el Coliseo





El Coliseo
Normalmente las colas para ver este circo romano sólo se producen para comprar la entrada de acceso (unos 12 euros). La entrada al Coliseo incluye también la visita al Foro romano y al Palatino, por lo que para evitar las aglomeraciones, en vez de comprar el ticket a la puerta del Coliseo, como hace todo el mundo, lo mejor es irse hasta la taquilla del Palatino, pues de ahí ya puedes pasar al Coliseo y tu decides el orden en el que quieres ver los monumentos.

Esta es la opción más económica. Sin embargo, si insistes en querer entrar primero en el Coliseo y te da pereza ir hasta el Palatino a comprar la entrada, entonces deberás pagar por ello. Existen dos opciones de pago: una de ellas es comprarte el Roma Pass (unos 25 euros), que permite tener acceso al transporte público durante tres días y la entrada a museos o monumentos es gratuita o, sino, contratar a un guía de los que se acercan a ti en la cola (suele costar unos 4 euros), con ambas opciones puedes entrar directamente sin esperas.


Sin Colas en el Vaticano





Vaticano
Posiblemente esta sea la cola más larga de la ciudad, y es que no creo que haya nadie dispuesto a perderse las mejores obras del Renacimiento italiano. Incluso madrugando tendrás que comerte la interminable espera asi que, si quieres evitar este momento, puedes optar por algunas opciones como:contratar un guía, con el que pasarás sin tener que esperar o, al igual que en el Coliseo, hacer el recorrido a la inversa de como lo hacen la mayoría de los turistas. Si éstos empiezan por ver la Basílica y los Museos Vaticanos, dejando para lo último la Cúpula, nuestra propuesta es empezar por la Cúpula, para evitar el calor y las aglomeraciones, y finalizar en los Museos Vaticanos, que a última hora habrá menos gente. Lo mejor es que vayas por la mañana, ya que el museo cierra sobre las 17:00h a más tardar.

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.