Guia de Florencia






Florencia (en italiano, Firenze), es una ciudad del centro de la región Toscana, en el noroeste de Italia, sobre el río Arno, con una población de 374.500 habitantes y un área metropolitana de más de 600.000, tiene una superficie de 102 km². Florencia es la capital de la región de Toscana y de la Provincia de Florencia.

DATOS GENERALES
Florencia se clasifica como un clima continental templado. Tiene veranos calurosos y secos, e inviernos frescos y húmedos. Las temperaturas de verano son más altas a lo largo de las costas, debido a la falta de vientos. La mejor época para visitar Florencia es en temporada baja, de abril a junio y en septiembre u octubre, cuando el clima es generalmente bueno, los precios más asequibles y hay menos turistas. A principios de invierno, en diciembre, puede ser también sorprendentemente agradable, con días soleados y aire vivificante, y por supuesto, muchísima menos gente atestando las "piazzas".
La hora local es GMT + 1, el prefijo telefónico es el 055, la electricidad utilizada es 220 voltios a 50Hz y la moneda es el Euro.
Florencia Ciudad renacentista fue durante mucho tiempo la capital del Reino de Italia y que vieron nacer a genios como Da vinci, Miguel Ángel, Donatello, Giotto, Boticelli, Caravaggio, Tiziano. Esto es debido a que Florencia fue regida durante un largo período (1434-1494, 1512-1527, 1530-1737) por la familia Médicis, mecenas de tantos artistas geniales. Florencia  es una ciudad tranquila expuesta a una constante afluencia de turismo.

DE COMPRAS
Famosa por sus botellas y cristales de colores, como por la seda. Florencia, no es una ciudad para hacer compras en tiendas, aunque. La mayoría de los visitantes interesados en las joyerías de oro o de plata se dirigen para el Ponte Vecchio y sus pequeñas tiendas. Si busca un talismán o un recuerdo, estas tiendas son las recomendables. La calle de las antigüedades es Via Maggio: algunos de los mubles y de los objetos de arte que se pueden encontrar aquí son del siglo XVI. Via dei Tornabuoni, el lugar con las mejores mercancías de cuero de calidad y las mejores boutiques de ropa, hasta costosos zapatos de estilo. Aquí usted encontrará desde Armani, Gucci, Versace, Coveri, hasta Ferragamo.
Además de tiendas, Florencia es rica de mercados al aire libre. El Mercado de San Lorenzo, colocado en el centro de la ciudad, es una de las metas preferidas de los turistas. El Mercado Nuevo, donde se puede comprar objectos de cuero y recuerdos, está debajo de la Loggia del Porcellino, que es del siglo XVI. En el Mercado de las pulgas, cerca dePiazza Santa Croce, uno puede hacer buenas compras de pequeños artículos antiguos.
En general, los centros comerciales abren desde las 9 hasta las 13 horas y desde las 16 hasta las 19 horas. Las tiendas de moda cierran el domingo y el lunes por la mañana. Los supermercados están abiertos desde las 8 hasta las 20 horas.

PARA VISITAR
Il Duomo de Santa Maria del Fiore. La catedral (o duomo en italiano) consagrada a Santa María del Fiore se encuentra en pleno casco antiguo de la ciudad. Data del siglo XIV, en pleno Renacimiento temprano. Es famosa por su gran cúpula, que tiene 45 m de diámetro y 100 de altura. Fue diseñada por Brunelleschi, uno de los más grandes arquitectos renacentistas. En el interior contiene unos frescos de Giorgio Vasari que representan el juicio final. El edificio, de unas dimensiones gigantescas, es de cruz latina, con una nave principal y dos laterales. El suelo está recubierto de mármol de colores que forma un laberinto de formas y texturas. Excepto la cúpula y los tejados de cerámicas naranjas, las paredes del templo están recubiertas de mármol toscano blanco, verde y rosa, formando dibujos nerviosos y mágicos. Este recubrimiento data del Renacimiento, excepto el de la fachada, que es del siglo XIX. Una característica que tienen muchos templos italianos es queel campanario no está unido a la iglesia, sino separado, a pocos metros de la misma. Fue diseñado por Giotto y está completamente recubierto por mármol toscano de colores vivos.
Justo delante de la catedral se encuentra el suntuoso baptisterio, lugar donde se bautizan los bebés. El gran atractivo del baptisterio es la puerta Este, con paneles donde Ghibertitalló unos bajorelieves en la madera y más tarde recubrió con papel de oro. Movido por su gran ego, talló su propia imagen en la puerta.
El palacio Vecchio (Palazzo Vecchio). Es la sede del ayuntamiento de Florencia, finalizado en 1322, y aún mantiene su función original. Es famoso por su alto campanario, con una campana que llamaba a los ciudadanos a asamblea. Posee varios salones, como el de los lirios, y una pequeña colección de Arte en la que se encuentran la Victoria de Miguel Ángel o el Ángel con delfín de Andrea del Verrocchio.
Galería Uffizi. Emplazado en el palacio de oficinas para la administración toscana en tiempos de Cosme I, ahora es el primer museo de Italia y del mundo en lo referente a pintura renacentista. Toda la fortuna de la familia de los Médicis se encuentra en este templo de la pintura. En la extensísima obra de los Uffizi hay pintura desde el Gótico hasta el siglo XVIII. Dentro de su patrimonio se encuentran obras de Sandro Botticelli, como la Primavera o el Nacimiento de Venus. También de Miguel Ángel, (La Sagrada Familia, 1507), de Piero della Francesca (El Duque y la Duquesa de Urbino, 1460),de Filippo Lippi (La Virgen y el Niño con dos angelitos, 1466) y de Rafael (Madonna del Cardellino, 1506) entre otros.
El Bargello. El Museo Nacional Bargello está situado en una antigua prisión cercana a laPiazza della Signoria. Reúne una interesante colección de esculturas de todo tipo y estilos, con obras como el Baco de Miguel Ángel, el Mercurio de Giambologna o el David de Donatello. El museo, que es a la escultura, como la Galleria degli Uffizi a la pintura, está fuera de los circuitos turísticos más comunes.
Galería de la Academia de Florencia. En la Galería de la Academia, se exhibe el original del David de Miguel Ángel.
San Lorenzo. Era la iglesia de la familia Médici. Posee una cúpula diseñada por Buonantoni y unas capillas con retablos escultóricos hechos por Miguel Ángel como las tumbas de Lorenzo y Catalina de Médici. También tiene una escalera y una biblioteca hecha por Miguel Ángel, construidas sobre el claustro. Los interiores fueron construidos en gran parte por Brunelleschi en 1427. En el año 1418 se decide remodelar y ampliar la antigua iglesia medieval de San Lorenzo, por la parte del transepto, el presbiterio y las capillas. En el 1421 se decide aplicar el proyecto de substitución completo de la iglesia. Giovanni de Médici encarga a F. Brunelleschi el nuevo edificio, pero éste estaba condicionado por lo que ya se había diseñado. Las obras se paralizarán entre los años 1429 y 1442, a causa de algunos problemas de G. de Médici. Así que, las obras seguirán en marcha cuando Brunelleschi muera. Las obras seran llevadas, ahora, por Antonio Manetti Ciaccheri, el qual cogerá de modelo las antiguas basílicas paleocristianas y medievales góticas, de cuerpo longitudinal, de tres naves, transepto,... La capilla principal se abre al transepto, y tiene la misma altura y anchura que la nave principal. La naves es de cruz latina, tiene diez capillas de bóveda de cuatro puntos, que se abren a la zona del crucero y a la del transepto. Las capillas laterales tienen la misma proporción que los arcos de las naves, y cubiertas por bóveda de cañón. Brunelleschi introducirá las formas de los órdenes clásicos, como por ejemplo, las diferentes alturas del edificio, las cuales se rigen por dos tipos de órdenes clásicos. El orden mayor lo veremos en los ángulos del crucero, y el orden menor, en la columnata de las naves laterales y en las pilastras de las capillas laterales.
La iglesia del Santo Spirito. Fue projectada en el 1434 por Filippo Brunelleschi, en su última etapa estilística. Per ésta no se construyó hasta el 1444. La fachada no está decorada, y es donde se aportaron las principales ideas de Brunelleschi. Este edificio representa una propuesta mucho más moderna que la de San Lorenzo, es de mayor racionalización, y vemos que tiene una normalización del lenguaje arquitectónico. Se puede considerar como una especie de revisión crítica de lo que se estaba haciendo en San Lorenzo. La planta original se conoce por un dibujo de G. de Sangallo, en el códice vaticano Barberino, 4424. Hay una gran sistematización del espacio, tiene un estilo mucho más coherente y más ordenado. La solución que se propone consiste en el el módulo base de las crucerías de las naves laterales se encadenan de manera que se une todo el perímetro del edificio y del espacio centra de la cruz latina. Se crea un deambulatorio contínuo en el proyecto original.
San Marcos. Este convento se fundó en el siglo XIII, y en 1437 se amplió por la llegada de unos monjes dominicos. Posee la mayor colección de murales de Fra Angelico. Alberga elMuseo Nacional de San Marcos.
Otros puntos de interés artísticos son Santa Maria Novella ó Santa Croce.
Palacio Pitti. Uno de los lugares más visitados en la orilla sur del Arno, este palacio fue diseñado por Brunelleschi para la familia Pitti, rivales de los Médicis. Es un impresionante y mastodóntico edificio, y una tesorería que almacena una gigantesca colección de arte de la familia de los Médicis. Entre las joyas que se pueden encontrar se incluyen trabajos de Rafael, Filippo Lippi, Tintoretto, Veronese y Rubens, todos ellos decorando ostentosamente las paredes. Las restauradas habitaciones transportan directamente al visitante al estilo de vida extravagante de los Médicis, y al de los Savoy, que posteriormente les usurparon el trono. El palacio también alberga una galería de arte moderno y una colección de trajes. Para quienes sean adictos a los palazzos, no deben perderse el Palazzo Strozzi, uno de las sedes renacentistas más impresionantes de la ciudad; el Palazzo Rucellai, diseñado por Leon Battista Alberti es actualmente un museo fotográfico; y elPalazzo Pacci, atribuido a Brunelleschi.
Rodeando por detrás el Palazzo Pitti crece uno de los parques más preciados e impresionantes de Florencia: los jardines de Boboli. Un ejemplo perfecto del paisaje simétrico renacentista cuyos jardines tienen estanques, fuentes, parterres geométricos, árboles perfectamente alineados, una gruta y el Forte di Belvedere en forma de estrella. Si aún se tiene energía, se puede proseguir hacia la Via de Belvedere hasta llegar alPiazzale Michelangelo, que muestra una de las vistas más bonitas de la mágica ciudad.
Piazza della Repubblica. Es una de las más importantes plazas de Firenze. Se construyó sobre el antiguo ghetto judío de Florencia. Aquí se puede encontrar el histórico café literario Giubbe Rosse donde poetas como Giovanni Papini, Giuseppe Prezzolini, Eugenio Montale, Mario Luzi, Tommaso Filippo Marinetti se reunían a discutir de literatura.

Formalidades

Italia, Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y España forman parte del acuerdo Schengen, que permite la libre circulación de viajeros. Los ciudadanos comunitarios pueden entrar y salir libremente del país. En la actualidad, los naturales de América Latina pueden entrar en Italia sin visado en calidad de turistas y permanecer hasta 90 días, excepto peruanos, colombianos, domincanos y cubanos.
El IVA normalmente está incluidoen el precio. No existen tasas de aeropuerto ni tasa en los puertos maritimos.

Restauración y Diversión

La gran variedad de cucine regional italiana se ha combinado para formar una gastronomía única, muy apreciada en todo el mundo. Los estilos varían enormemente; desde los platos abundantes y cremosos propios del norte hasta las especialidades picantes del sur. De la región norteña de Emilia-Romagna provienen guisos tan conocidos como losespaguetis a la boloñesa, la lasaña y los tortellini ; también de esta zona proceden el mejor prosciutto y la mortadela. Liguria es la tierra del pesto, presente en la mayor parte de los restaurantes del mundo. La importancia de las verduras y la pasta en la gastronomía del país se equipara a los mariscos o las carnes exóticas, como el risotto de rana, el bistec de burro o el pastel de tripas. Los postres (cassata, cannoli, zabaglione, granita y mazapán) son la carta de presentación de Sicilia, y Cerdeña es famosa por su cochinillo asado en espetón. Huelga decir que el café, la cerveza y el vinoson excelentes en cualquier lugar del país.
Florencia no es precisamente un paraíso de quienes van en busca de fuertes descargas de adrenalina, sino que satisface más a los adictos a la cafeína, a los zapatos caros y a los querubines alados, aún así, por las noches se puede acudir a pubs, cervecerías y discotecas. La entrada a una discoteca cuesta aproximadamente 15 euros

Excursiones

Fiesole. Abrigada por los valles montañosos entre los ríos Arno y Mugnone, la bonita Fiesole ofrece espectaculares vistas de la no muy lejana Florencia (8 km al sur) y regala una bocanada de aire fresco a aquellos que deseen desconectar del bullicio de la ciudad. Este poblado fácilmente desvela su pasado etrusco, romano y renacentista, y como refugio estival ha atraído a personajes como Boccaccio, Proust, Gertrude Stein y Frank Lloyd Wright. Fiesole posee un duomo, un impresionante museo de arte y un yacimiento arqueológico que exhibe un templo etrusco y los restos de un teatro y unos baños romanos.
Las Villas de los Médici. Los Médicis construyeron opulentas casas de campo a lo largo de los terrenos que circundan la ciudad durante los siglos XV y XVI. La Villa della Petraia, a 3,5 km al norte, es una de las más bonitas. Fue encargada por el cardenal Ferdinand de Médicis en 1576 y dispone de magníficos jardines. La Villa di Castello, más al norte, era la casa de verano de Lorenzo el Magnífico, y la Villa di Poggio a Caiano, como sede más permanente que la anterior, fue construida por di Sangallo para Lorenzo, a unos 15 km de Florencia.
Región de Mugello. Al noreste, esta región muestra algunos de los pueblecitos más originales de la Toscana. El río Sieve, que riega sinuosamente el valle lleno de viñedos es popular entre los piragüistas. Entre los puntos de interés que se pueden visitar está el estratégicamente bien ubicado Convento Montesenario y el pueblo vinícola de Rufina, con su propio museo de viticultura.
Prato. Aunque esté situado a 17 km al noroeste, Prato ha participado del crecimiento urbano y cultural de la metrópoli. Prato fue fundada por los ligures pero posteriormente fue arrebatada por los etruscos y los romanos. En el siglo XI fue un centro importante de producción de lana, y aún hoy, es uno de los mayores fabricantes textiles de Italia. La antigua ciudad amurallada es afortunadamente un intacto islote histórico en medio de tanto suburbio industrial. Se pueden ver palacios, la impresionante galería municipal de arte, con una fachada de della Rubia y frescos de Filippo Lippi, Uccello y Gaddi; la catedral conserva el Fajín de la Virgen, que en la pintura de Gaddi no se diferencia mucho de un bolso hippie. El centro también tiene un castillo imperial, construido durante el siglo XIII.
Siena. Las murallas, uno de los muchos vestigios de la antigua ciudad medieval, aún coronan las colinas que circundan Siena. Sus edificios marrón rojizo popularizaron el pigmento siena tostado, y su próspero escenario cultural pasó a ser conocido en los siglos XIII y XIV como la Escuela de Siena, especialmente fecunda en obras pictóricas; muestras de la pintura sienesa se encuentran en la pinacoteca nacional, situada en el palacio de Buensignori. Las dificultades económicas y la peste negra de 1348, que mató a dos tercios de la población, frenaron el desarrollo cultural y propiciaron la decadencia de la urbe. Afortunadamente, pudo finalizarse la construcción de la plaza del Campo, quizá la plaza medieval más grande de Italia, que alberga el elegante Ayuntamiento y una emblemática torre situada a su lado. El duomo de Siena se alza con magnificencia, con sus franjas de mármol blanco y negro en la fachada. Prácticamente todo el centro histórico de la ciudad acoge palacios, plazas, colecciones de arte, museos e iglesias; el centro urbano se puede recorrer a pie, con lo que pueden descubrirse todos sus atractivos perdiéndose por las callejuelas.
Pisa. Tiene un origen griego, aunque luego fue ocupada por etruscos y romanos. Hacia el siglo IX la ciudad ya tenía un gran poderío naval. Aliada con Génova, expulsó de Córcega y Cerdeña a los sarracenos en el siglo XI.  El siglo XII y principios del XIII fueron su época de esplendor. Quedó debilitada luego de la Batalla de Melovia, en 1284, en la que los genoveses hundieron su flota. En el siglo XIV desapareció su imperio colonial. En 1406 se rindió a Florencia, aunque fue libre entre 1494 y 1506. Luego continuó en poder de la capital toscana.
Entre los monumentos más importantes de la ciudad está, en la célebre Piazza dei Miracoli, declarada Patrimonio de la Humanidad, la catedral construida en mármol entre los años 1064 y 1118, en estilo románico, con sus portales en bronce de Bonanno Pisano y el púlpito de Giovanni Pisano. En esta plaza surge la llamativa torre inclinada del siglo XII, con una altura de 55 metros, que sufrió su característica inclinación inmediatamente después de iniciarse su construcción.
Cabe señalar que existen en Pisa tres torres inclinadas. La más conocida en Piazza dei Miracoli, cerca del extremo norte de la céntrica Via Santa Maria, junto al duomo (catedral); la segunda constituye el campanario de la Iglesia de San Nicola, en el extremo opuesto de Via Santa Maria, junto al Lungarno; la tercera, en la mitad del paseo fluvial delle Piagge sito en la parte este de la ciudad, es el campanario de la iglesia de San Michele degli Scalzi (en este caso incluso la iglesia es inclinada). La razón de que tal cantidad de edificios, sobre todo los altos y delgados como los campanarios, se encuentren inclinados, es la naturaleza pantanosa del terreno sobre el que está situada la ciudad. Que en muchos casos cede y se asienta con el peso de estas edificaciones.
Lucca. Fue la ciudad-estado italiana más extensa con una constitución republicana ("comuna") para permanecer independiente a lo largo de los siglos (junto a Venecia, por supuesto). En 1805 Napoleón se apoderó de ella, poniendo a su hermana Elisa Bonaparte Baciocchi al mando como "Reina de Etruria". Pasado 1815 se volvió ducado de Borbón-Parma, después de Toscana en 1847 y finalmente parte del Estado Italiano. Inusual de las ciudades de la región, las murallas alrededor de la ciudad permanecieron intactas hasta su expansión y modernización. Como los amplios muros perdieron su importancia militar, se convirtieron en paseos peatonales rodeando la antigua ciudad, aunque fueron usados durante unos cuantos años del Siglo XX para carreras de coches. Hoy en día siguen aún totalmente intactas; cada uno de los cuatro lados principales está bordeado de diferentes clases de árboles.
La academia de las ciencias (1584) es la más famosa entre varias academias y librerías. La Casa di Puccini está abierta al público. En sus cercanías de la Torre del Lago hay un festival de ópera Puccini todos los años en julio o agosto.
Hay muchas iglesias medievales con forma de basílica suntuosamente construidas en Lucca con ricas fachadas arqueadas y campanarios, unos pocos del siglo VIII.

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

2 comentarios:

  1. He visitado Italia un par de veces, cada vez que regreso suelo hacer una pequeña guía de viajes, os la dejo, ya que pudieran ser útiles a alguien.

    Guía de Roma
    Guía de viajes de Florencia
    Guía de viajes de Milán
    Espero que sea de ayuda, cualquier sugerencia no dudéis en dejar un comentario.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Daniel.Lo cierto es que resulta siempre importante tener mas informacion de estos lugares para poder moverse con más exactitud en los lugares que buscamos.
    Espero que les sirva a todos nuestros enlaces ya que últimamente me estaban pidiendo informacion mas especifica.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por Vuestros comentarios.