Archivo secreto del Vaticano PISO NOBLE

PISO NOBLE
 Desde los primeros meses de su pontificado Pablo V Borghese, sirviéndose del consejo del cardenal Bartolomeo Cesi y del joven sacerdote al servicio de este último, don Michele Lonigo da Este, concibió el
proyecto de instituir un archivo central de la Santa Sede, es decir, el futuro Archivo Secreto Vaticano.  Tras estudiar atentamente varias soluciones para encontrar el mejor lugar en el que concentrar el material documental, se eligieron tres salas, que se llamaron «Paoline» en honor al papa, adyacentes al Salón Sixtino: a estas salas, que eran la residencia de los cardenales bibliotecarios, trasladó Pablo V los registros de bulas y breves, libros de Cámara, varias colecciones de documentos hasta el pontificado de Pío V incluido.  El transporte, según el detallado informe redactado por Michele longo, que entonces fue nombrado praefectus registrorum et bullarum Bibliotecae Vaticanae,probablemente comenzó en 1610 para continuar en los años posteriores y concluirse en diciembre de 1614. Para la ocasión las tres Sale Paoline se limpiaron, pavimentaron, decoraron y pintaron con frescos representando escenas con las donaciones realizadas por varios soberanos europeos a la S. Sede: los frescos que adornaban las paredes de la segunda y de la tercera sala se deberían atribuir a Marzio o Marco Ganassini (aprox. 1560 hasta 1621), según Herwarth Röttgen. En los frescos de las bóvedas se reconoce la mano de los hermanos holandeses Paul y Mathijs Bril, que una treintena de años antes habían decorado las paredes de la Torre de los Vientos. La documentación se colocó en armarios de chopo colocados a lo largo de las paredes y decorados con los escudos de armas de la familia Borghese (el dragón alado y el águila coronada). En el centro de cada sala se colocaron 20 pequeños armarios en total, 12 de los cuales llevaban impreso el emblema de la familia Pamphili (la paloma con el ramillete de olivo en el pico) a la que pertenecía Inocencio X (Giovanni Battista Pamphili, 1644-1655); otros 2 armarios estaban acompañados por el escudo de casa Chigi (una montaña de seis cimas sobre el cual hay una estrella de ocho puntas), familia de la que procedía Alejandro VII (Fabio Chigi, 1655-1667), a quien se debe la concesión del piso superior del palacio para albergar la correspondencia diplomática de la Santa Sede, la cual forma el núcleo más antiguo del archivo de la Secretaría de Estado; por último, se adornaron otros seis armarios con la imagen simbólica del escudo gentilicio de los Pignatelli (tres ánforas), familia de la que procedía Inocencio XII (Antonio Pignatelli, 1691-1700).

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.