DOCUMENTOS ESCRITOS EN MONGOL DEL SIGLO XIII






Los documentos conservados en el Archivo Secreto Vaticano a menudo superan los confines geográficos de lo que fue el dominio temporal y espiritual de la Iglesia, principal productora y destinataria en
el pasado de los papeles que ahí se conservaban, extendiéndose más allá del orbis christianus.
   El Archivo conserva, por ejemplo, los documentos más antiguos escritos en mongol. Desde el punto de vista material, el monumento más antiguo que nos ha llegado en lengua mongola es la llamada «piedra de Genghiz – Khān» que se conserva en San Petersburgo y que fue grabada en 1225 aproximadamente para conmemorar una competición de tiro con arco con ocasión de una Dieta celebrada en Mongolia oriental; el segundo es el sello de Güyük – Khān estampado dos veces en la famosa carta de 1246 que Giovanni da Pian del Carpine llevó a Inocencio IV al año siguiente (el único sello con caracteres mongoles, ya que la carta estaba escrita en persa con un preámbulo en turco y la fecha en árabe). Junto con las cartas de Aryun de 1289 y de Öljeitü de 1305 dirigidas a Felipe el Hermoso y que Abel-Rémusat encontró en los Archivos Nacionales de Francia, se sitúan por su importancia los tres documentos que posee el Archivo Secreto Vaticano cuyas fechas abarcan el periodo comprendido entre 1267 y 1302 escritos en caracteres uighures, que P. Cyrille Korolevskyj y el cardenal archivero y bibliotecario Eugène Tisserant encontraron en 1921 en el fondo Archivum Arcis, Arm. I-XVIII donde estaban ordenados bajo la expresión genérica de «Chaldaica quaedam. Los tres documentos redactados por la cancillería de los ilkhan mongoles de Persia son respectivamente: un salvoconducto de 1267 (o como mucho de 1279) expedido por Abaya a una embajada papal en el camino de vuelta a Occidente; una carta de Aryun al papa Nicolás IV «el quinto día de la nueva luna del primer mes de verano del año del tigre» (14 de mayo de 1290) y una carta de 1302 de Gasan al papa Bonifacio VIII relativa a las negociaciones sobre planes comunes de ataque a los mamelucos de Egipto, que en aquel entonces también eran señores de Siria.


SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.