Duracion de los Cónclaves




El pontífice Gregorio X[1], después del largo conclave de Viterbo, publicó, en el concilio ecuménico de Lyon, el 7 de julio de 1274, una severa ley, la cual, además de
hacer obligatorio el “conclave” (es decir, la clausura rigurosa, tanto para la entrada como para la salida de elementos ajenos), de hecho actualizado en su elección y también en otras elecciones, estableció, entre otras, rigurosas normas de conducta para los cardenales.

Duración de los cónclaves desde entonces hasta hoy:

Inocencio V, Arezzo, 1276: un día.
Adriano V, Roma, 1276: dieciocho días.
Juan XXI, Viterbo, 1276: veinte días.
Nicolás III, Viterbo, 1277: seis meses.
Martín IV, Viterbo, 1280-1281: seis meses
   (murió un cardenal durante el conclave y
   dos cardenales fueron secuestrados)

Honorio IV, Perugia, 1285: cinco días.
Nicolás IV, Roma, 1288: un año.
Celestino V, Roma- Rieti-Anagni-Roma, 1292-1294: veintisiete meses.
Bonifacio VIII, Nápoles, 1294: un día.
Benedicto XI, Perugia, 1303: un día.
Clemente V, Perugia, 1305: once meses.
Juan XXII; Carpentras, 1314-1316: dos años y catorce días.
Benedicto XII, Avignon, 1334: seis días.
Clemente VI, Avignon, 1342: trece días.
Inocencio VI, Avignon, 1352: doce días.
Urbano V, Avignon, 1362: un mes y medio.
Gregorio XI, Avignon, 1370: un día.
Urbano VI, Roma, 1378: dos días.
Bonifacio IX, Roma, 1389: un mes y medio.
Inocencio VII, Roma, 1404: una semana.
Gregorio XII, Roma, 1406: doce días.
Martín V, Roma, 1417: tres días.
Eugenio IV, Roma, 1431: tres días.
Nicolás V, Roma, 1447: dos días.
Calixto III, Roma, 1455: cuatro días.
Pío II, Roma, 1458: nueve días.
Pablo II, Roma, 1464: un día.
Sixto IV, Roma, 1471: tres días.
Inocencio VIII, Roma, 1484: ocho días.
Alejandro VI, Roma 1492: cuatro días.
Pío III, Roma, 1503: seis días.
Julio II, Roma, 1503: pocas horas.
León X, Roma, 1513:una semana.
Adriano VI, Roma, 1521-1522: trece días.
Clemente VII, Roma, 1523: cincuenta días.
Pablo III, Roma, 1534: dos días.
Julio III, Roma, 1549-1550: dos meses y diez días.
Marcelo II, Roma, 1555: seis días.
Pablo IV, Roma, 1555: doce días.
Pío IV, Roma, 1559: cuatro meses.
Pío V, Roma, 1565-1566: diecisiete días.
Gregorio XIII, Roma , 1572: dos días.
Sixto V, Roma, 1585: cuatro días.
Urbano VII, Roma, 1590: ocho días.
Gregorio XIV, Roma, 1590: dos meses.
Inocencio IX, Roma, 1591: un día.
Clemente VIII, Roma, 1592: veinte días.
León XI, Roma, 1605: dieciocho días.
Pablo V, Roma, 1605: ocho días.
Gregorio XV, Roma, 1621: dos días.
Urbano VIII, Roma, 1623: dieciocho días.
Inocencio X, Roma, 1644: un mes y dieciséis días.
Alejandro VII, Roma, 1655: cincuenta días.
Clemente IX, Roma, 1667: dieciocho días.
Clemente X, Roma, 1670: cuatro meses.
Inocencio XI, Roma, 1676: dos meses.
Alejandro VIII, Roma, 1689: un mes y veintiún días.
Inocencio XII, 1691
Clemente XI, 1700
Inocencio XIII, Roma, 1721: un mes.
Benedicto XIII, Roma, 1724: dos meses y doce días.
Clemente XII, Roma, 1730: más de cuatro meses.
Benedicto XIV, Roma, 1740: seis meses.
Clemente XIII, Roma, 1758: cincuenta y dos días.
Clemente XIX Roma, 1769: dos meses y cuatro días.
Pío VI, Roma, 1775: más de cuatro meses.
Pío VII, Venecia, 1799-1800: tres meses y medio.
León XII, Roma, 1823: veintiséis días.
Pío VIII, Roma, 1829: más de un mes.
Gregorio XVI, Roma, 1831: cincuenta y cuatro días.
Pío IX, Roma, 1846: poco más de dos días.
León XIII, Roma, 1878: un día y medio.
Pío X, Roma, 1903: cuatro días.
Benedicto XV, Roma, 1914: tres días.
Pío XI, Roma, 1922: cuatro días.
Pío XII, Roma, 1939: un día.
Juan XXIII, Roma, 1958: tres días.
Pablo VI, Roma, 1963: tres días.
Juan Pablo I, Roma, 1978: dos día.
Juan Pablo II, Roma, 1978: tres días.
Benedicto XVI, Roma, 2005: dos días.
[1] Dos años y medio tardaron los cardenales, recluidos en el Palacio papal de Viterbo, en elegir a Gregorio X

Fuente: Revista ECCLESIA (2 septiembre 1978

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.