Ryanair culpa a un pasajero del retraso del avión con destino a Pisa

Sobre las cinco y media de la tarde despegaban los 200 pasajeros de un avión de la compañía aérea Ryanair que en el aeropuerto de San Pablo tenia su salida prevista a las 12.50 horas , con destino a la ciudad italiana de Pisa.



El motivo del retraso ha sido la tardanza de Ryanair de solicitar la maquina de remolque necesaria para que la nave sea trasladada a la pista, como previo al despegue. Un retraso de 45 minutos para solicitar el alquilar de dicha maquina a una empresa externa y que se ha complicado. Un tiempo que era aprovechado por algunos pasajeros para acercase a la terminal y poner una reclamación a la compañía tanto por el retraso como por las condiciones que habrían estados.
Según algunos de estos pasajeros, han llegado a soportar temperaturas de hasta 50 grados y sin agua, en el tiempo que estuvieron esperando en el interior del avión. El motivo que, según los pasajeros, argumentaban las azafatas es que no había agua suficiente para todos. La situación era aliviada por el personal de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), que facilitaba botellas de agua, pese a que "no era nuestra responsabilidad y la distribución fue realizada por"motivos humanitarios", añadían fuentes de AENA consultadas por Radio Sevilla.
La compañía explica en un comunicado que no pudo despegar al tener desplegada la rampa de emergencia, tras abrir un pasajero la puerta de emergencia mientras se solucionaba una avería
La compañía Ryanair ha remitido un comunicado en el que explican que el vuelo FR9342 que tenía previsto salir del aeropuerto de San Pablo ayer a las 12.50 horas con destino a Pisa, sufrió un retraso de 1 hora en debido a un problema técnico, que provocó la avería del sistema de aire acondicionado a bordo.
Explica la compañía que el capitán siguió las instrucciones de la torre de control para mover el avión a una posición diferente y esperar a la asistencia técnica.
Entonces, "un pasajero abrió la puerta de emergencia del avión y desplegó la rampa de evacuación, desde ese momento, todos los pasajeros fueron obligados a desembarcar por parte del capitán ya que ese avión ya no podía operar con un tobogán desplegado", aseguran. Ante esta situación, los responsables a bordo avisaron a la policía para que se hiciera cargo de los pasajeros "responsables de este trastorno", a los que califica en su nota de prensa de "insubordinados". Mientras, el resto del pasaje, continuó su viaje en un avión de reemplazo con un retraso de 4 horas.
Ryanair se disculpa en su comunicado por el retraso y las molestias causadas.



SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

2 comentarios:

  1. Extraño caso, a no ser que el capitan y todo su equipo, estaban con la resaca.

    ResponderEliminar
  2. curioso, pero lo bueno es que el pasajero que abrió la puerta ahora será el culpable.

    ResponderEliminar

Gracias por Vuestros comentarios.