El acontecimiento de Internet más importante del planeta


Cargados con sus neveras, ordenadores de sobremesa y pantallas de hasta 42 pulgadas, algunos campuseros empezaron ayer la retirada de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Anoche se puso el punto final a la XV edición de la Campus Party que dedicará toda la jornada de hoy a la recogida.

      La noticia 

      • Los campuseros destacaron las ponencias de Mitnick, Hall y Bravo
      Goteras y el estallido de una puerta del Ágora, principales problemas
      "El balance ha superado nuestras expectativas", aseguró Pablo Antón, director del evento, que destacó como principal novedad la física. Este año la Campus Party ha contado con dos sedes, el Museo Príncipe Felipe, dedicado a ocio, y el Ágora, donde se han situado las áreas de innovación, creatividad, ciencia y simulación.
      Sin embargo, en este edificio han tenido lugar las incidencias más llamativas. El pasado miércoles una fuerte tormenta provocó el pánico entre los participantes que corrieron a tapar sus equipos con bolsas al darse cuenta de que había goteras en el edificio de Calatrava. Al parecer, el origen de los problemas está en la falta de las lamas que coronarán el edificio, que aún no está oficialmente terminado. Además, el viernes los campuseros tuvieron otro susto cuando, repentinamente, estalló una de las puertas de cristal del Ágora sin que hubiera que lamentar daños personales.
      Al margen de incidencias como estas, la mayoría de campuseros han destacado una mejora de los contenidos en esta edición. Kevin Mitnick, Jon Hall, David Bravo o Julian Fourgeaud se encuentran entre los ponentes que más han cautivado a los participantes. También los talleres y actividades han sido "de mayor nivel que el año pasado", señaló Carlos Hernández, con ocho ediciones como campusero a sus espaldas.
      Un total de 3.256 participantes se han acreditado este año, la mayoría, valencianos (1.059), seguidos de los madrileños (532) y barceloneses (257). Entre las procedencias más exóticas se encuentran un bielorruso o un ghanés. Además, en esta edición se ha duplicado la cifra de mujeres respecto al año pasado, según confirmó ayer, con los datos definitivos, la organización. Muchos otros campuseros, que podrían rozar los 3.000, han hecho uso del nuevo one day pass, un tipo de entrada que se ha estrenado este año y que da derecho a un día de asistencia a quienes no han podido o querido permanecer la semana completa en el evento.
      Los que no se han perdido un minuto han sido Berta Briones y Javi Condepeña. Entre ellos hay un abismo de 70 años. A sus 78, Briones se ha convertido en la abuela campusera. En 1982 se compró su primer ordenador, tiene blog y lleva un año explorando las redes sociales. Al otro lado se encuentra, Javi Condepeña, de ocho años. Su padre trabaja en el área audiovisual de la Campus Party y ha venido desde Cádiz con el pequeño, que se entretiene jugando con su videoconsola.
      Educaparty, el nuevo evento integrado en la Campus que ha reunido a 300 profesores para reinventar la educación desde un punto de vista más tecnológico, es otra de las novedades de las que Pablo Antón se enorgullece.
      La semana que viene la Campus Party llegará a México y el próximo año, aún sin fecha, viaja a la cuna de los geek y se celebra, por primera vez, en Silicon Valley. A Valencia, "su casa" según la organización, volverá el verano que viene.

      SHARE THIS

      Autor:

      La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

      0 blogger-facebook:

      Gracias por Vuestros comentarios.