Formula 1 Valencia y Ecclestone cerrado


Habrá más Fórmula 1 en Valencia. Tras el titubeante inicio de un ya lejano 2008, la cuarta edición del Gran Premio de Europa ha conseguido tornar las críticas en elogios. El propietario del negocio, Bernie Ecclestone, se fue encantado de la clara mejoría experimentada en el Valencia Street Circuit. Y los datos de asistencia (más de 85.000 espectadores el domingo) plasman en cifras la evidente transformación, positiva, del Gran Premio de Europa.

El actual contrato que liga a Valencia y la Fórmula 1 expira en 2014, pero organizadores, instituciones y el propio Ecclestone ya se han puesto manos a la obra para prorrogar la vinculación diez años más. Sólo falta saber si el nuevo contrato arrancaría desde esta misma temporada (por lo que el fin del mismo sería en 2021) o a partir de la fecha en la que acaba el acuerdo actual, 2014, lo que alargaría la celebración
del gran premio en Valencia hasta 2024.


Valencia 2011


Todo eso se desprende de las conversaciones que mantuvieron el pasado fin de semana el magnate Bernie Ecclestone, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. El principio de acuerdo entre las partes, adelantado ayer por la SER, es de momento sólo verbal, y queda por delante el siempre importante trámite de trasladarlo al papel para concretar las cláusulas. Entre ellas, la posibilidad de que el magnate aumente la concesión a Valmor de derechos hasta ahora reservados a él, de modo que la prueba resulte más rentable para los organizadores. La sintonía es total. «Ecclestone está encantado con la organización y con la ciudad. Tal es así que ya estamos trabajando en la renovación del gran premio y nos ha asegurado que está dispuesto a apostar por el futuro de Valencia como una capital importantísima en Europa», señaló Barberá.
Ecclestone es, nunca mejor dicho, la rueda a seguir. El líder de la Fórmula 1. En 2008, los cimientos del Gran Premio de Europa temblaron cuando el británico mostró su preocupación por los distintos problemas organizativos que sufrió Valencia. Incluso amenazó con llevarse el Gran Circo. En aquel momento, el Consell decidió acudir al rescate de la empresa organizadora, Valmor Sports, y afrontar el pago de 18 millones correspondientes al canon. Valmor, presidida por Fernando Roig, se encarga desde entonces de la gestión deportiva y comercial. Y la Generalitat sigue asumiendo el pago a la F-1, que en caso de prosperar la prórroga del contrato se mantendrá inalterable.
Ahora, cuatro años después, a Ecclestone se le pudo ver más relajado y contento, muy contento, por el paddock valenciano. Todo porque comprobaba en primera fila que las gradas presentaban mejor aspecto que nunca y que había más embarcaciones que en ediciones anteriores. Y también, por qué no, sonreía por el espectáculo deportivo que ofrecían Vettel, Alonso y Webber sobre el asfalto.
Bernie Ecclestone sigue enamorado de los circuitos urbanos. No es algo nuevo. El británico siempre ha mantenido que son el futuro de las carreras. Y mantendrá a Valencia en el mapa del Gran Circo durante muchos años más. El problema ahora es de Montmeló, que acoge el Gran Premio de España. Por primera vez, Valencia ha batido a Barcelona en número de espectadores.
Carlos Gracia, el presidente de la Federación Española de Automovilismo, ha mantenido el discurso de que las dos carreras «pueden convivir en el calendario». Pero no. Lo cierto es que en un deporte tan globalizado como la Fórmula 1 nadie quiere dos grandes premios en un mismo país.
Jean Todt, máximo mandatario de la Federación Internacional de Automovilismo, está en consonancia con el británico. Ya advirtió de que no quiere más de 20 citas. Por tanto, sobra una. Montmeló tiene un problema. El presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, ha declarado en varias ocasiones que en el actual contexto económico la Fórmula 1 es un lujo. Incluso existe controversia con la fecha de finalización del contrato del Gran Premio de España, oficialmente hasta 2016... aunque hay voces que niegan este extremo.
Para cerrar el círculo, el principio de acuerdo con Ecclestone trasladaría la carrera de Valencia al 13 de mayo, justo el fin de semana reservado ahora a Montmeló. Ya hay incluso un informe que establece que si desaparece la cita catalana el 60% de sus aficionados vendrían a Valencia, que en tal caso adoptaría la denominación de Gran Premio de España. El cambio de fechas no supondría problema alguno para Valmor, ya que el calendario de embarcaciones comienza precisamente a principios de mayo.
http://www.lasprovincias.es
fuente:

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

6 comentarios:

  1. Aunque me gustan mas las motos, si alguien ve la formula uno no me desagrada verla, aunque no mucho rato.

    ResponderEliminar
  2. A mi mas los coches,pero tampoco me molestan las motos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigo por hacer que viajemos gratis por el mundo.
    Si pasas por http://wwwaulaeempadoble.blogspot.com/2011/07/premio-sunshine-award_09.html, lo hallarás.
    Sé que ya lo has recibido, pero no podía menos que obsequiártelo como un reconocimiento a tu trabajo.
    Un saludo,Elsa

    ResponderEliminar
  4. gracias por tu comentario y por el premio.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Ramón, tus viajes son una manera de producir conocimiento.Merecido el premio.
    Un saludo,Elsa

    ResponderEliminar
  6. Con estos comentarios dan ganas de seguir.Muchas gracias Elsa

    ResponderEliminar

Gracias por Vuestros comentarios.