Temporada recogida de la clochina en Valencia

Temporada
La campaña comenza el 25 de mayo y continua previsiblemente hasta la primera semana de agosto. Esto supone dos semanas de retraso respecto al calendario habitual, ya que, hasta hace una semana, la temperatura media del mar era dos grados inferiores a la considerada normal en esta época del año, cuando suele rondar los 20 o 21 grados.

Durante los tres meses que dura la campaña, los clochineros prevén recoger cerca de 350 toneladas de las veintidós bateas instaladas en la provincia de Valencia –en Alicante y en Castellón no hay–, una cifra que no cubre la alta demanda de este producto en la Comunitat.

La importación de clóchinas desde otras zonas del Mediterráneo y del Atlántico-este obliga a los clochineros valencianos a jugar la baza de la calidad y, para ello, su estrategia a largo plazo es implantar la “trazabilidad” del producto, de forma que la etiqueta indique los lugares y los procesos a los que se ha sometido.

Más allá de la etiqueta, los compradores pueden identificar las clóchinas que se recogen en Valencia porque éstas tienen la cáscara más pequeña y la molla más grande que las que crecen en las costas de Italia y de Francia, y su sabor, asegura Aragonés, es mucho mejor.

Por ahora, las clóchinas que se venden en los mercados de la Comunitat no son autóctonas, ya que la campaña aún no ha comenzado.

El cultivo de la clóchina valenciana se sigue realizando de forma muy tradicional, sin usar casi maquinaria. “Se diferencia de la gallega, por ejemplo, en que mientras en el norte se practica un cultivo intensivo –con la consiguiente pérdida de calidad– en Valencia no se ha variado la tradición y su producción se limita de mayo a agosto.

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.