"el arte" de hacer un capuchino bueno y verdadero




El capuchino (del italiano cappuccino) es una bebida italiana preparada con café expreso, leche, y espuma de leche (en ocasiones lleva cacao o canela en polvo). Un capuchino se compone de 1/3 de café expreso, 1/3 de leche calentada al vapor y 1/3 de leche con espuma; la espuma y la leche se obtienen al mismo tiempo durante el calentado.




En Italia se consume casi exclusivamente para el desayuno; en algunos otros países se puede consumir a lo largo de todo el día o después de la cena.La calidad del capuchino la dará el café expreso y el elemento más importante al prepararlo es la textura y la temperatura de la leche, ya que esta no debe llegar a ebullición. Cuando un barista experto (nombre que se le da al mesonero en Italia) acrema y da volumen a la leche por medio de vapor para un capuchino, debe crear la «leche especial» introduciéndole minúsculas burbujas de aire. Esto da a la leche una textura extremadamente aterciopelada y un gusto dulce.

Origen

El capuchino toma su nombre del color del hábito de los monjes capuchinos (cappuccio significa ‘capucha’ en italiano), o tal vez del aspecto de su tonsura (un círculo de piel blanca rodeado por un aro de cabello marrón). Según la leyenda, después de la Batalla de Viena de 1683, los vieneses prepararon café usando los sacos abandonados por los turcos y, para suavizar su fuerte sabor, añadieron crema y miel, obteniendo un color similar al del hábito de los capuchinos. La bebida siempre ha sido conocida por su nombre italiano, ya que la máquina de café expreso con la que normalmente se hace es un invento italiano. La patente de 1901 es de Luigi Bezzera. El capuchino se extendió por toda Europa, popularizándose y adquiriendo su forma definitiva en 1950. Luego llegó a Sudamérica, popularizándose en países como Chile, Paraguay, Uruguay y Argentina.

Presentación

El capuchino se sirve en una taza de cerámica de unos 180 mL, ideal para la retención del calor.
En algunos lugares, los baristas expertos crean arte del latte al verter la leche correctamente cremada al vapor en el café expreso, haciendo lindos diseños, como por ejemplo manzanas, corazones, hojas y rosas.



Elaboración




Ingredientes


El 'Instituto Nacional de café espresso' tipito italiano, presentó una lista rígida de los requisitos para hacer al cliente un buen y real, especialmente "cappuccino", también para evitar que la tradición perdida para prepararse para un producto real, que requieren hasta el más mínimo detalles de la preparación.

Después de cientos de ensayos, y "llegar a la conclusión de que el verdadero" cappuccino "y" compuesto por 25 ml de café "Espresso" y 125 ml de leche fría montada de vapor, de 3 a 4 grados, lo que traerá "sobre 55 grados.
La leche debe ser fresca de vaca con un contenido de proteínas por encima de 3,2% y 3,5% de grasa, la cantidad debe ser montado sólo "necesaria para una taza, en un recipiente de acero para evitar la mezcla de olores y sabores.

Incluso el 'look and' importante, la espuma debe tener un color blanco y debe estar rodeada de un borde marrón, producido por el café "más" o menos grande.
Por encima de la espuma, los expertos de café dejar espacio para la imaginación y permitir que la espuma, con técnicas especiales, pueden proporcionar las decoraciones a base de café.
Otro aspecto opcional de "el" cacao ", de acuerdo a los gustos del consumidor que sólo ha añadido al final del proceso.
Sin embargo, "no hay concesiones sobre la densidad" de espuma que debe ser "compatible con la no separación de los líquidos," puede "presentar" agujeros o burbujas ".

Como cualquier buen vino, "sommelier" Cappuccino describir lo que deben ser sus características "sensoriales".
L '"sabor" debe ser intenso, con "una mezcla de flores y frutas", además de los ya' la leche ', cereales, tostadas, caramelo, chocolate y vainilla ".
El "cuerpo" del capuchino expresó "un sentido de mousse suave y delicado" y "la percepción esférica" ​​Todo apoyado este por su sabor "amargo intestino delgado, con una acidez equilibrada, casi imperceptible."



SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

2 comentarios:

  1. Pues que casualidad, que llevo varios dias con ganas de capuchino.
    Hola Ramon, cuanto tiempo sin leerte.

    ResponderEliminar

Gracias por Vuestros comentarios.