Lladro Valencia





A principios de mes,cuando puedo darme un capricho,pasamos por la Tienda de Lladro en Tavernes Blanques.
Unas figuras para el peque y una para la mujer.
La dependienta amabilisima como simpre nos enseño el museo.Necesito tiempo,que espectaculo.
Hoy he pensado que debia escribir algo de esta empresa.Ahora pasa por dificultades,pero ha sido y es un referente,por lo menos para mí como identidad en lo artistico.
En 1953 los hermanos Juan, José y Vicente Lladró elaboran sus primeras creaciones con una vocación experimental en un horno moruno construido en su propia casa natal, en Almàssera (Valencia). De esta manera dan salida a su inquietud artística mientras trabajan en una fábrica de azulejos y vajillas. Estas piezas, cuidadosamente concebidas, ya poseen un encanto especial que despierta el interés del público.

A mediados de esta década, empiezan a realizar esculturas en las que se puede apreciar una clara influencia de las tendencias del setecientos. Estas piezas evocan las obras de las manufacturas de porcelana del pasado, como Meissen, Sèvres o Capodimonte.
En 1958 Juan, José y Vicente deciden dedicarse exclusivamente a sus propias obras y trasladan su pequeña empresa a una nave en la población vecina de Tavernes Blanques, puesto que el taller familiar se ha quedado pequeño. La demanda de las creaciones Lladró adquiere dimensiones inesperadas. Los hermanos introducen innovaciones no sólo en el diseño y el estilo de las figuras sino también en las técnicas de cocción, consiguiendo reducir la cochura de tres etapas a una. La monococción es un método precursor que permite obtener el acabado cristalino y las tonalidades pastel propias de las obras Lladró.

Valenciana con cántaro(años 50)



Un número creciente de escultores, químicos y decoradores multiplica la labor de los fundadores, que deciden incorporar un logotipo a todas sus figuras. Junto a la leyenda “Porcelanas Lladró” reproducen una obra maestra de la cultura griega, la Victoria de Samotracia, asociando su apellido al ideal del arte clásico.
A finales de esta década, Lladró abre una tienda en Valencia a la que seguirán dos más, en pocos años.



Años 60

En estos años se incorpora la palabra "Spain" al logotipo de Lladró como claro indicador de la vocación exportadora de la empresa. En 1965 Lladró exportaba parte de su producción a Canadá y se empezaba a introducir en los Estados Unidos, donde viajarán los hermanos por primera vez en 1969.
El otro eje del gran crecimiento experimentado en esta etapa es la puesta en marcha en 1962 de una Escuela de Formación Profesional en el seno de la compañía, con el objetivo de transmitir la experiencia y la esencia del espíritu creativo de los hermanos Lladró.
En 1967 se inicia la construcción de La Ciudad de la Porcelana, un área en la que junto a edificios de fábricas
y oficinas se ubican infraestructuras deportivas para el disfrute de los trabajadores. El 13 de octubre de 1969 se inaugura este novedoso complejo.
Casi al mismo tiempo, los hermanos Lladró llevan a cabo una medida pionera, al ofrecer puestos de trabajo en su plantilla a personas con minusvalías, dando muestra de su preocupación por fomentar la integración social y laboral.
Triste Arlequín (1969) marca un punto de inflexión creativo en la evolución artística de Lladró. Las líneas estilizadas de la figura y su aire romántico caracterizarán durante años el estilo Lladró, apreciado en todo el mundo

Años 70

Los 70 vendrán marcados por el afianzamiento de Lladró en el mercado norteamericano. El logotipo cambia para buscar una asociación entre ciencia y arte, bases de la creación en porcelana, a partir de la unión entre un antiguo símbolo químico y la versión estilizada de un “campanillo”, una flor frecuente en la comarca donde nació Lladró. El apellido de los fundadores se imprime bajo este grafismo.

Lladró lanza en esta década la nueva línea de Gres, un material que permite realizar esculturas de gran formato y aporta calidez a las piezas, por su tonalidad terrosa y su acabado mate. Las figuras de Gres no se pintan sino que se les aplican distintas capas de esmaltes que tras la cocción dan lugar a variados efectos cromáticos, ampliando las posibilidades expresivas.También en los 70 surge la línea de los jarrones, un excelente medio para que los pintores de Lladró reflejen su maestría en la recreación de aves y motivos florales de inspiración oriental. En 1974 se crean las primeras esculturas de la colección Élite, que engloba las esculturas de mayor complejidad técnica, generalmente creaciones de gran tamaño que gozan de la más alta consideración de los hermanos Lladró.

Años 80

En los 80 los hermanos Lladró abren las puertas de su empresa al futuro y dan la entrada de tres de sus hijos en el Consejo de Administración. Comienza así la entrega del testigo a los herederos del legado artístico y humano de la empresa. Rosa,Mamen y Juan Vicente Lladrórealizaron un largo aprendizaje antes de asumir las tareas de mayor responsabilidad de la compañía, incluyendo las que se desarrollan en el comité de creatividad.
Por otra parte, esta década supone la expansión internacional de Lladró en diversos países donde sus creaciones de porcelana son muy apreciadas. En 1986 la empresa firma un acuerdo de Joint Venture con el grupo Mitsui, que hasta entonces era el distribuidor de sus figuras en Japón, y como consecuencia de esta alianza surge la filial en este país, a la que seguirán China, Australia, Estados Unidos y Reino Unido. El 18 de septiembre de ese año se inaugura el Museo Lladró de Nueva York, situado en la exclusiva calle 57 de Manhattan, un edificio que conserva el encanto urbanístico de los años 20.
En el plano creativo, en 1982 se presenta uno de los grandes hitos de la marca, Puesto de flores, una pieza con cientos de flores que da lugar a una composición llena de gracia y frescura con gran valor artístico. Las flores siempre han tenido un significado muy importante para Lladró, ya que su elaboración requiere un alto grado de maestría. Un grupo de artistas se dedica en exclusiva a esta actividad, elaborando pétalo a pétalo este elemento característico de las creaciones Lladró.


En 1985 nace la Sociedad de Coleccionistas, que reunió a lo largo de quince años a más de cien mil amantes de la porcelana de arte y cuya primera escultura anual fue Payasito con perritos.

Años 90

Los noventa confirman el éxito de la trayectoria artística y profesional de los hermanos Lladró, cuyas obras recibirán importantes galardones y se expondrán en varias ciudades de todo el mundo.
En un espacio de diez años Lladró recibe los máximos reconocimientos a su trayectoria profesional: losPremios Príncipe Felipe a la Internacionalización (1993), a la Competitividad (1997) y a la Gestión de Marca Renombrada (2001). Tres galardones que los hermanos recogen de manos del Príncipe de Asturias y que suponen un hito para la empresa.
En 1991 el Museo Hermitage de San Petersburgo, considerado una referencia en arte en el mundo, acoge una exposición de esculturas de Lladró de las que la Carroza siglo XVIII y Don Quijote pasarán a formar parte de su colección permanente. Más tarde, Lladró exhibe una selección de sus piezas emblemáticas en el pabellón de Valencia en la Exposición Universal de Sevilla, así como en el Museo de Arte Moderno de Santo Domingo.
Durante esta década, Lladró prosigue su expansión en algunas de las ciudades más importantes del mundo. En 1996 se inaugura la primera tienda propia de Madrid, ubicada en la exclusiva calle Serrano, y un año más tarde se abre el Centro Lladró de Beverly Hills. Se trata de un edificio con un atrevido y elegante diseño, situado en 408 North Rodeo Drive.
A finales de los 90 surge la lujosa colección Legend, que combina la textura delicada y traslúcida de la porcelana con el brillo del oro y las piedras preciosas. Una serie de criaturas imaginarias, hadas, duendes y angelitos que se plantean como un nuevo reto técnico formal y una nueva vía de expresión para los artistas de Lladró.
ladró da la bienvenida al nuevo milenio con la colección Inspiration
Millennium, una serie de esculturas metafóricas que apelan a lo mejor
del ser humano e invitan a la reflexión sobre nuestro lugar en el universo.


En 2001, la Sociedad de Coleccionistas dará paso a Lladró Privilege, un innovador programa de fidelización de clientes que incorpora un nuevo concepto de servicio basado en un trato todavía más cercano y especial a los amantes de las porcelanas Lladró.
Uno de los hechos más importantes de esta etapa se produce cuando, tras cincuenta años al frente de la empresa, los tres hermanos fundadores deciden ceder su testigo a la segunda generación Lladró, que entra en 2003 en el nuevo Consejo de Administración.
Idea, de la colección Aura
(2003)
La primera mitad de esta década está marcada por la apuesta de Lladró por una línea estética innovadora, que convive con sus clásicos.
Así surgen colecciones como Aura, Movement o Humanitas. La marca lanza también piezas que combinan la belleza con la funcionalidad, en las que la porcelana da lugar a objetos que impregnan de significados personales el día a día. Es el caso de La mesa del Emperador o uno de sus lanzamientos más recientes, Lladró Bath. Esta nueva línea, creada en colaboración con la empresa Supergrif, supone la primera incursión de Lladró en el sector del baño.
Asimismo, Lladró promueve en 2005 el proyecto Re-Cyclos, en el cual importantes diseñadores crean nuevos objetos a partir de piezas clásicas de la marca. En su primera edición el equipo creativo CuldeSac elaboró originales coronas y geodas a partir de ornamentos navideños mientras que Bodo Sperlein creó complementos de joyería y decoración en Lladró Re-Cyclos Magical. Por otra parte, desde 2006 la empresa ha contado con la colaboración del reconocido diseñador Jaime Hayón, actualmente Asesor Artístico de la marca
Museo Lladró

Información geográfica
PaísBandera de España España
CiudadTabernes Blanques
Información general
Inauguración1997
DirectorCarmen Tarín


El Museo Lladró es un centro privado perteneciente a la conocida firma de porcelana decorativa Lladró, ubicado en la localidad de Tabernes Blanques(provincia de Valencia, España).
Además de exhibir la colección artística de la empresa, ofrece visitas a los talleres de la Ciudad de la Porcelana, donde se conoce de mano de los propios artesanos el proceso de creación de las piezas. También se visita la Casa natal de los Hermanos Lladró en Almácera, localidad junto a Valencia, donde los tres hermanos fundadores de la firma vivieron hasta su juventud, una casa típica valenciana que actualmente exhibe sus más tempranas obras artísticas, un patio con un horno moruno donde cocían sus primeras porcelanas y un espacio donde se realizan actividades didácticas dirigidas a los niños.Contenido
El Museo Lladró consta de dos exposiciones permanentes, una de porcelana histórica y otra pictórica.
La Colección de Porcelana Histórica Lladró está formada por piezas que ya están retiradas del catálogo comercial, por lo que es una excelente oportunidad para poder verlas. Se muestran obras que comprenden un período entre los años 50 (fundación de la firma) y los años 90 y que, por su calidad artística e importancia histórica, han pasado a ser piezas de museo.Las esculturas repasan la historia de la marca, en una muestra en la que las piezas más características nos enseñan los distintos estilos y materiales empleados en la realización.

La Colección Pictórica Lladró exhibe actualmente unas 70 obras que abarcan un extenso período cronológico, desde finales del siglo XIV hasta mediados del siglo XX. Varias salas muestran retablos góticos, tablas renacentistas, óleos barrocos y lienzos impresionistas, aunque las pinturas más importantes pertenecen al Siglo de oro español y a los más sobresalientes pintores valencianos.
De las paredes cuelgan obras de autores tan importantes como Vicente Macip, Juan de Juanes, Juan Ribalta, José de Ribera, Rubens, El Greco,Sánchez Cotán, Valdés Leal, Francisco de Zurbarán, Vicente López, Ignacio Pinazo o Joaquín Sorolla.
Además el Museo Lladró organiza exposiciones temporales tanto en sus instalaciones como en otros museos, y cede obras de ambas colecciones puntualmente para otras exhibiciones, tanto en España como en el extranjero





SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.