Algunos iconos toscanos: Siena, Pisa y Florencia Italia II



Pisa es conocida mundialmente por su torre inclinada, pero lo cierto es que tras la Torre se esconde una ciudad extraordinaria, llena de contrastes: grande y pequeña, antigua y moderna, tranquila y frenética, provinciana y cosmopolita, todo al mismo tiempo. Pisa, cuna de próceres como el matemático Fibonacci o el físico Galileo, fascina al turista con sus estrechas calles medievales, sus iglesias románicas y su mercado de frutas y verduras que aún funciona como en el "quattroccento". Podrá pasear por el centro de la ciudad, detenerse en una de las muchas panaderías y comprar las "roschette" (una especie de galleta salada introducida por los judíos españoles que escaparon de los Reyes Católicos), para luego ir a saborearlas sentado en uno de los bancos de mármol de la Plaza Santa Ceterina, bajo los árboles napoleónicos. Y, en las afueras, los centros termales de Casciana Terme, San Ciuliano y Uliveto; o los pequeños y centenarios pueblos de San Miniato o Volterra.

Fuente:elimparcial

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.