Impuesto sobre las estancias en - Generalitat de Catalunya



El impuesto sobre estancias turísticas de Cataluña entra en vigor este jueves a pesar del rechazo del sector y con el objetivo del Gobierno catalán de recaudar 50 millones de euros, la mitad de lo que había previsto, después de retrasar su implantación y tras la subida del IVA del 8% al 10%, que no se ha reflejado en el precio final.



El objetivo de la tasa es nutrir un fondo para fomentar el turismo, mediante un impuesto que deberán abonar todas las personas mayores de 16 años que se alojen en un establecimiento turístico catalán, excepto las que participen en un programa social que incluya estancia en alojamientos turísticos.

Tasas según el alojamiento

En Barcelona, los hoteles de cinco estrellas y cruceros deberán facturar a sus clientes 2,5 euros por noche; los de cuatro, 1,25 euros, y en el resto de establecimientos 0,75 euros; mientras que en el resto de Catalunya los hoteles de cinco estrellas y cruceros cobrarán 2,5 euros, los de cuatro estrellas un euro y el resto de locales 0,5 euros.

La Generalitat calcula que el 90% de los establecimientos turísticos catalanes corresponde a la franja baja del impuesto --0,75 euros en Barcelona y 0,50 euros en el resto de Catalunya--.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, concretó recientemente que la capital catalana recibirá el 34% de la tasa turística, y la mitad será para promoción que realice Turisme de Barcelona y la otra para fomentar el turismo responsable, protección del patrimonio y la mejora de la calidad de vida en las zonas con más visitantes.

Los empresarios del sector consideran que, si bien el impuesto sobre la estancia en hoteles de cinco estrellas no tendrá una influencia apreciable, sí podría apuntalar la tendencia del tráfico de cruceros a desplazarse hacia la región -especialmente, al puerto de Valencia-.

De esta forma, la tasa -que no se aplica en la Comunidad, donde no están previstas por ahora medidas recaudatorias similares- podría favorecer que las compañías que realizan cruceros por el Mediterráneo decidieran escalar en Valencia en lugar de en Barcelona. Una tendencia que ya ha comenzado a notarse en lo que va de año; el pasaje de cruceristas en Valencia ha crecido un 29,75% desde enero (hasta los 295.300 pasajeros), mientras que en el principal puerto catalán ha caído un 14,33% (a pesar de que Barcelona sigue líder con 1,5 millones de pasajeros).


En este sentido, cabe recordar que en el crecimiento del puerto de Valencia ha tenido mucho que ver la decisión de la naviera italiana MSC de trasladar a la capital del Turia el puerto de embarque en la Comunidad, que hasta el año pasado estaba en Alicante.

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.