Despedida de Benedicto XVI

Cuando el reloj marque hoy las ocho de la noche la Guardia Suiza abandonará la puerta principal del palacio de Castel Gandolfo. Será el único símbolo exterior que señale el final del pontificado de Benedicto XVI. Entonces el «Papa emérito» comenzará una nueva vida dedicada a la oración y la reflexión.
"Estaré siempre con vosotros, pero permaneceré escondido para el mundo". Benedicto XVI se despidió así el pasado día 14 de los párrocos de Roma. Días después, en su último ángelus como pontífice en la plaza de San Pedro, confirmó su intención de dedicarse a la oración, aunque, precisó, eso no significa “aislarse del mundo”. 
Entre hilos dorados, blancos, morados y rojos, Luis Abel Delgado confecciona el traje de quien sería el sucesor del Papa Benedicto XVI. En el taller de su casa en el sur de Cali, el nariñense, que terminó convertido en el sastre oficial del Vaticano hace seis años, trabaja bajo sigilo y a marchas forzadas para cumplir con el encargo que llegó desde Roma tras la decisión del Sumo Pontífice de renunciar.

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.