The Shard abre sus puertas al turismo

El edificio más alto de la Unión Europea, el rascacielos Shard de Londres, abrió ayer sus vistas al público con la inauguración de un mirador desde sus imponentes 310 metros de altura a las orillas del Támesis.

Para la jornada inaugural reservaron entrada un total de 4.000 personas, que pagaron unas 25 libras (29 euros) en el caso de adultos y 19 si se trataba de niños (22 euros).

La apertura del mirador es el último paso para la inauguración completa del edificio, obra del arquitecto italiano Renzo Piano, que comenzó a construirse en 2009 y que ya fue inaugurado oficialmente el 5 de julio del pasado año en un espectáculo de luces láser que iluminaron el cielo de la capital británica.
Para los turistas, el panorama desde The Shard es una más de las caras atracciones de la metrópolis del Támesis, junto con el museo de cera Madame Tussauds (30 libras) o el London Dungeon (24,6 libras). Entre los locales, esta "astilla" que se eleva hacia el cielo es un permanente tema de conversación. Y es que el rascacielos pone de manifiesto un dilema: Londres es una ciudad de superlativos, abierta al mundo y moderna. Pero también está marcada por las huellas de la crisis económica. La problemática se hace visible tras los 11.000 cristales de esta ciudad vertical, como sus constructores también llaman al microcosmos financiado en con fondos del emirato de Qatar. El edificio albergará un hotel de lujo de cinco estrellas. Las pocas viviendas exclusivas tienen precios astronómicos y en la planta 32, el chef Rainer Becker tendrá su restaurante de lujo Oblix.

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.