Llegar a Florencia en Enero


El viaje a Florencia fue, como siempre, un placer y un nuevo aliciente para pesar en volver a visitarla.
La llegada a Florencia la hice vía Pisa. Era facil la decisión ya que los vuelos baratos siempre llegan a esa ciudad y desde allí a Florencia sólo hace falta coger el tren desde el mismo aeropuerto y en menos de hora y media llegamos a la ciudad de Florencia.
No pudimos más que buscar una trattoria a las 14 h, sobre todo por el hambre que llevábamos. Elección Trattoria Casa Mario, justo al lado del mercado Central.
Antes había pedido reserva por mail, pero a nuestra llegada y decir que habíamos reservado, me dí cuenta que no hacia falta, es más, me dijeron que me esperara que allí eso no se llevaba.
Es un lugar PECULIAR, pequeño, con pocas mesas y la gente que se sienta en las mesas comparten las mismas aunque no se conozcan.
Con la mochilas se hacia un poco complicado, pero no pusieron en un mesa que no era de las más compartidas.
Lo que más me gustó fue:
En primer lugar el trato
En segundo lugar la comida y el vino
En tercer lugar me quedé con ganas de probar más platos

Evidentemente no me quedé con ganas ya que al día siguiente repetimos y fuimos a comer otra vez a esta Trattoria.
Una de las cosas que no pierdo es la rutina y acabar la comida y acercarte a la plaza Duomo y pedirte un helado en una de las muchas tiendas que hay es un gran placer.
Luego una vuelta con el helado en las manos y de camino al hotel.
En el próximo artículo os cuento la llegada al hotel, con nombre y apellidos. Sólo os adelanto que relación calidad-precio para la fama que había leído en los comentarios de los foros era muy buena.
Próximo artículo…hotel  y cena en Florencia


SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.