El hotel más alto del planeta


El hotel más alto del planeta


El Kingdom Tower, será el rascacielos más alto del planeta, su proyecto se anunció el día 2 de agosto del 2011 y se estima que su construcción finalice para el año 2019.

Tendrá más de mil metros de altura, metro más metro menos, en una demostración más de absurda carrera hacia el cielo y petulancia de Estado (estilo Arabia Saudí). La Kingdom Tower se inaugurará en 2019 y requerirá una inversión de mil doscientos millones de dólares estadounidenses, cifra que la mayoría de especialistas prevén que será superada sobradamente. De entrada, el proyecto inicial tenía prevista una altura de mil seiscientos metros, pero los arquitectos llegaron a la conclusión de que con esta la altura seguro que, tarde o temprano se caería.

La iniciativa de construir el rascacielos más alto del mundo parte de las ínfulas del príncipe saudita Alwaleed bin Talal, sobrino del rey saudita Abdullah y una fuente supuestamente inacabable de petrodólares. El sitio elegido para el Kingdom Tower se halla en la ciudad de Yeda. Superará al hotel Burj Khalifa de Dubai, que tiene 828 metros de altura y es considerado hasta la fecha el edificio más alto del mundo.

Estructura antiviento

Hasta determinado punto, la Kingdom Tower tendrá truco para eludir catástrofes prematuras. La idea es que sea de planta triangular y forma de flecha afilada con el objetivo de disminuir al mínimo los choques con el viento en una estructura de esta envergadura. Los fundamentos, diseñados por Gordon Gill Architecture, ya están dispuestos para lo que les caerá encima. Unos pilotes circulares de hormigón de 1,5 metros de ancho aguantan un edificio que ocupará quinientos treinta metros cuadrados. Estos pilotes entran hasta 45 metros de profundidad y se complementan con otras de uno con dos metros de ancho rectangulares que perforan el terreno hasta 120 metros de profundidad en ciertos casos.

Apartados en las alturas

La idea es que el edificio sea ocupado por un hotel de gran lujo, oficinas y pisos de altos vuelos. Un total de cincuenta y nueve elevadores y 12 escaleras mecánicas van a ser el vínculo de unión de los ciudadanos con tierra firme. La forma del edificio no permite helipuertos, así que la evacuación en el caso de accidente, atentado o incendio deberá ser desarrollada escrupulosamente por los arquitectos, aunque es posible que para Burj Khalifa no sea una cuestión prioritaria.

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

2 comentarios:

  1. que vertigens Ramon!
    eu que moro no primeiro piso !
    abraços
    Angela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año no participas en premios bitacoras?
      pasame tus enlaces y ya sabes que tienes mi voto

      Eliminar

Gracias por Vuestros comentarios.