Razones para visitar Berlín




Razones para visitar Berlín



La capital alemana es una de las metrópolis más dinámicas de Europa. Ha sabido, a pesar de sus muchos cambios, conservar su lado alternativo, pero sin exagerar. En todo el país encontramos una mezcla de gentes, de culturas, y de estilos. Berlín se visita sin moderación, hasta el final de la noche. Debido a que hasta hace no mucho tiempo la capital de la República Federal de Alemania era Bonn, puede que aún te hagas la pregunta de cuál es la capital de Alemania. Esta capital ha permanecido bohemia y por esta razón atrae a tantos turistas al año.

Un paseo por la historia

Por mucho que Berlín haya cambiado en estos últimos 20 años, el viento de la historia continua soplando muy fuerte. Un ejemplo lo encontramos en la mítica Puerta de Brandenburgo, que fue en la época del Muro, el símbolo de la división de la ciudad.

A dos pasos, el Reichstag, hoy bautizado Bundestag, al que se le añadió en 1999 la magnífica cúpula de cristal de Norman Foster, se acuerda sin duda del incendio de 1933 por los nazis o de la bandera roja que flotaba sobre su techo con ocasión de la capitulación en 1945. El Memorial del Holocausto, erigido en pleno centro de la capital, muestra que Alemania no tiene miedo a afrontar su pasado.

Desde este punto, un paseo por el Unter den Linden, nos permite atravesar dos siglos de historia. En la Universidad de Humboldt daba clases Hegel, y en la antigua biblioteca estudiaba Lenin. Staatsoper en Bebelplatz es un bonito ejemplo de arquitectura clásica, mientras que en el Berliner Dom, la catedral, están enterrado los Hohenzollern.

Sin dejar Unter den Linden, el Neue Wache, edificio del siglo XVIII, alberga un memorial por las víctimas de la guerra y de la tiranía, simbolizados por una emocionante estatua de Käthe Kollwitz. A su lado, un edificio barroco sirve de referencia al Deutsches Historisches Museum, que retrata la historia alemana desde la Edad Media.

Al final de Unter den Linden, las estatuas de Engels y de Marx se encuentran a dos pasos de la torre de televisión Alexanderplatz, arquetipo de la arquitectura estaliniana.

Un hervidero de cultura

Ciudad histórica, Berlín ofrece muchos lugares culturales. La Isla de los Museos, entre Unter den Linden y Alexanderplatz, alberga una multitud de tesoros. El célebre Pergamon Museum nos permite admirar el altar de Pergamo y la Puerta de Ishtar, los cuadros de Friedrich se encuentran en Alte Nationalgalerie, mientras que el busto de Nefertiti se encuentra en el Neues Museum.

Del lado de Postdamer Platz, el Kulturforum agrupa tres museos de envergadura, el Neue Nationalgalerie alberga una colección fantástica de expresionistas alemanes, y de artistas contemporáneos, presentados en forma de exposiciones transitorias.

Igualmente conviene ver la Gemalde Galerie con sus más de 2700 obras del siglo XIII al siglo XVII, y el Kunstgewerbemuseum, consagrado a las Artes Decorativas, y vuelto a abrir en 2014.

Proeza arquitectónica firmada por Daniel Libeskind, el Judisches Museum analiza la relación entre las comunidades judía y alemana desde hace 2000 años.

En el barrio de Charlottenburg no hay que perderse, después de visitar el Castillo, el museo consagrado al escultor Käthe Kollwitz y el museo Berggruen con su colección de cuadros de Picasso.


Destaquemos igualmente el excelente Museo de Arte Contemporáneo instalado en la antigua estación Hamburger Bahnhof, el Museo del Cine de Postdamer Platz, o el Bauhaus Archiv, para conocerlo todo sobre este movimiento revolucionario.

SHARE THIS

Autor:

La persona inteligente viaja para enriquecer después su vida en los días sedentarios, que son más numerosos..

0 blogger-facebook:

Gracias por Vuestros comentarios.