Prohibicion comer en las calles de roma



El Ayuntamiento de Roma prohíbe comer en las calles del centro histórico de la capital italiana, según un decreto que se ha hecho público, que establece multas de 25 a 500 euros para quienes violen la normativa.

Según el decreto, estas restricciones son necesarias porque en las principales atracciones turísticas de la ciudad no se respetan "las normas más elementales de decoro urbano", y la gente derrama bebida o tira comida en las plazas, escaleras o fuentes históricas.El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, aprobó un decreto que está creando polémica. Con ello, el primer edil pretende terminar con los típicos turistas que se sientan en la escalinata de la Plaza de España a comerse el bocadillo, así como también con los mendigos que duermen en la calle.
Lo curioso de esta orden, que está en vigor desde el pasado lunes, es que mantendrá su vigencia sólo hasta el 31 de enero en la zona que va de San Pedro a San Juan de Letrán.

Comentarios

Mediante la publicación de un comentario, usted está de acuerdo con nuestra política de comentarios en esta comunidad. En contra de mensajes spam, tenemos el compromiso de cortar por los sano y marcar éstos con anti-spam.