Si amas el lujo, amas Dubai, ¡y quizás aún no lo sabes!


Dubai es la apuesta más desenfrenada con la que urbanistas, arquitectos, ingenieros, empresas y constructoras hayan podido soñar jamás. Un dato más que sorprendente es que el 20% de las grandes grúas para la construcción que existen en el mundo entero están ocupadas en este país, que es tan pequeño como Luxemburgo. Se trata de uno de los siete estados que asoman al golfo Pérsico, formando la federación de los Emiratos Árabes Unidos.


Se trata de un país que trata de superarse a sí mismo de forma continua. El Burj Al Arab, un hotel con forma de vela que se ha convertido en símbolo de la ciudad, queda eclipsado por los 800 metros del Burj Dubai, que es la torre más alta del mundo entero. Su oferta hotelera es espectacular, dando razón de ello complejos como el hotel Black Stone Dubai.

La increíble evolución de Dubai en menos de 50 años

Todos han visto en Occidente las sorprendentes imágenes de la península artificial en forma de palmera, frente a la playa de Jumeirah, y en donde las estrellas europeas del deporte y el espectáculo se han comprado casa ya. Algo que no está nada mal para un pequeño país entre el mar y el desierto, y que hace tan solo 45 años solo tenía a sus espaldas un pintoresco pasado de buscadores de perlas y piratería.

Lo que antiguamente se conocía como comercio, es hoy día la actividad más vistosamente practicada en el país. Se puede considerar prácticamente como el deporte nacional, al que no solo los habitantes se dedican, sino personas llegadas de todas partes. Tanto es así, que cada año se celebra en el mes de enero un Shopping Festival.

El Mall of Emirates como punto en el que concurren Oriente y Occidente

Aunque el festival es anual, la fiesta es cotidiana. Orientales y occidentales concurren en el Mall of Emirates, atraídos por el shopping sin fronteras. Cada día, decenas de miles de personas deambulan por los 600.000 metros cuadrados y los 400 puntos de venta de todo tipo que alberga el centro comercial.


Son igualmente muy numerosas las atracciones colaterales en Dubai. Entre ellas se encuentran 65 restaurantes que van desde la más refinada cocina francesa al fast food, pasando por barbacoas de carne sudafricana, y la inevitable spaghetteria con camareros vestidos como gondoleros venecianos.

Cine, videojuegos y espectáculo

También se puede acceder a una zona de cines con 12 salas y el Magic Planet, un parque de atracciones en el que todo aquel que esté cansado de la bolera o de los coches de choque, puede pasar un buen rato disfrutando del último videojuego. Mientras tanto, y casi por doquier, se exhiben patinadores polacos sobre pistas de hielo artificial o excelentes acróbatas del Circo de Pekín.


Algo menos concurridas se encuentran las perfumerías tradicionales, las cuales exhalan aromas a ámbar, almizcle y algalia propios de los harenes. Dior, Armani, Chanel y las demás marcas europeas han salido ganando, ya que sus fragancias son las más adecuadas para los abrigos de visón que visten las mujeres en el Snow Park del Mall.

No hay comentarios

Gracias por vuestros comentarios.

Con la tecnología de Blogger.