5 Cosas que no puedes dejar de hacer en Bogotá

Situada a unos 2.600 metros de altura se encuentra una ciudad vibrante que no solo presume de ser el motor económico y la capital de Colombia. Y es que la diversión, cultura y la arquitectura colonial se unifican en Bogotá para traerte un destino único que no puedes dejar pasar si vas a visitar territorio colombiano.
Se dice que Bogotá es la “Atenas de Sudamérica” debido al esplendor artístico y literario que se vivía en la época colonial; también le llaman la “Ciudad de la música” por el rápido crecimiento del sector musical bogotano y por ser el escenario central de la creación musical en América Latina; e incluso la conocen como el “Paraíso de la gastronomía” para los amantes de la comida latina… en fin, lo que queda claro es que la capital de Colombia tiene muchas facetas y actividades por hacer que están esperando por ti.
Según datos de la página turística Lánzate y Viaja, Bogotá es uno de los destinos más visitados de América Latina por su diversidad cultural así que vas a encontrar algo que hacer para todos los gustos y tipos de viajeros. Sin embargo, en este artículo encontrarás cinco cosas que no puedes dejar de hacer si visitas Bogotá en una de esos viajes cortos de dos a cuatro días.

1. Subir al Cerro de Monserrate

Este es el mirador más famoso de Bogotá ya que se encuentra a más de 3.100 metros de altura, en la cordillera oriental. Puedes llegar tanto a pie como en funicular o teleférico. Esta actividad es casi obligatoria de hacer si visitas Bogotá por unos días, ya que esta ciudad es tan grande, que la única manera de verla completa y en una toma es desde esta altitud. Y no hay mejor lugar para esto que el Cerro de Monserrate.
Sin embargo, aunque muchos suben para hacer deporte o contemplar las vistas de Bogotá, el verdadero atractivo turístico de este lugar es la basílica del Señor de Monserrate que ha sido un lugar de peregrinación desde la época colonial.
Como dato curioso sobre el Monserrate debes sabes que se dice que las parejas que visitan el cerro juntas nunca llegan a casarse… Al final es tu decisión.
Finalmente es altamente recomendable que hagas esta visita antes del atardecer. Definitivamente va a ser uno de los lugares donde te podrás llevar una gran postal de Bogotá.
Cerro_ del_Monserrate

2. Disfrutar la arquitectura colonial y el arte urbano de La Candelaria

La Candelaria es sin duda el barrio más emblemático de Bogotá, situado en el centro histórico. No puedes dejar de pasear por sus calles estrechas y empinadas para admirar las pequeñas y coloridas casas de los tiempos coloniales… una nostalgia hecha vida.
Pero como en Bogotá todo es una mezcla entre historia y modernidad, también puedes disfrutar del ‘street art’. La calidad y el realismo de las pinturas callejeras que aquí se encuentran son increíbles. Definitivamente es un auténtico museo al aire libre. Si quieres conocer más sobre esto que te estamos hablando, visita específicamente el Callejón del Embudo o la plaza Chorro de Quevedo.
También en la misma visita a La Candelaria da una vuelta por el Ministerio de Gobierno y los edificios que se encuentran alrededor. Todos pertenecen al gobierno de la ciudad y vale la pena recorrerlos por su bonita arquitectura.
Visitar el Santuario de Nuestra Señora del Carmen es otra actividad vital en La Candelaria. Desde afuera podrás darte cuenta de su peculiar estilo arquitectónico de estilo gótico. Y por dentro mejor te dejamos la sorpresa… pero una pista: sus detalles te dejarán asombrado.
la_candelaria_ bogota

3. Visitar el Museo de Botero

También en el barrio de La Candelaria tienes que ir a uno de los mejores museos de arte de América Latina: el Museo Botero. Y lo primero que debes saber es que la entrada es gratuita. Son más de 208 obras entre pinturas, esculturas y dibujos que se reparten entre cuadros de Renoir, Monet, Picasso o Miró. Incluso tienen su versión personal de La Monalisa, uno de los grandes atractivos del lugar.
Este espacio para admirar las principales corrientes artísticas de los últimos siglos se encuentra justo al frente del Centro Cultural García Márquez. Por lo tanto, si eres amante del arte y la cultura de Colombia definitivamente en este rincón encontrarás un espacio para varias horas de tu día.
museo-botero-bogota

4. Deleitar tu paladar y estómago en Andrés Carne de Res

Considerado el restaurante más famoso de Bogotá, no puedes irte de este rincón de Colombia sin haber comido en Andrés Carne de Res. Es un recinto enorme donde la buena carne, el espectáculo y el baile se mezclan de una manera única.
El local está distribuido en diferentes salas con una decoración repleta de luces, colores y una cocina riquísima.
Es recomendable y conveniente que reserves con antelación, bien sea vía telefónica o por vía web. De esta manera puedes garantizar un buen precio porque, cabe destacar, este no es de los restaurantes más económicos.
También, si no deseas esperar mucho y no quieres irte sin disfrutar esta deliciosa experiencia, el local original está a unos 25 minutos del centro, pero hay otra sucursal que está más cerca.
andres_carne_de_res

5. Recorrer el Parque Simón Bolívar

Toda grande ciudad con sus ruidos, su gente y el alboroto de la rutina debe tener su pulmón verde, y en el caso de los lugares turísticos de Bogotá, con sus 113 hectáreas, ese lugar está reservado para el Parque Simón Bolívar.
Posee jardines, un inmenso lago, circuitos para turistas, zonas deportivas y escenarios donde se realizan los eventos más importantes del país. Aquí puedes venir para descansar un poco del urbanismo de la ciudad, pasear, relajarte, hacer deporte, ver teatro, escuchar música… en fin, un poco de todo.
Parque_ Simon_ Bolivar

No hay comentarios

Gracias por vuestros comentarios.

Con la tecnología de Blogger.